Entrevista a Nuria Banque Temprano

Entrevista a Nuria Banque Temprano

El espejismo de la verdad es un poemario nacido para comunicar un estado de ánimo, un sentimiento. Su autora Nuria Banqué, Tordesillas (Valladolid), pintora de formación, grita al mundo su encierro, su forma de ver la vida desde una ventana. Aquejada de un terrible padecimiento que la tiene confinada en su vivienda, escribe y traslada miles de emociones que la invaden en su encierro. Un acto para evadirse de la realidad, una lucha para sobrevivir mentalmente y poder vivir con dignidad.

En conversación sobre su reciente libro El espejismo de la verdad que forma parte de tres volúmenes, nos lleva a conocer su universo que inspiraron esta obra.

¿Cuál es la importancia de su reciente libro El espejismo de la verdad?
Lo más importante es que expresa muchos sentimientos, conceptos, ideas, ocurrencias, pensamientos, sueños que hacen pensar, y madurar, crecer, valorar, analizar.

Otro dato muy importante está escrito día a día desde una vida de encierro y dolor. Se puede estudiar lo que repercute en la mente humana: el sufrimiento, la incomprensión, el abandono y la soledad. El entorno hostil, (la envidia de los vecinos…). La falta de comprensión de humanidad, de empatía y simpatía que encontré incluso en familiares.

¿Qué hace única esta obra? Son textos muy directos, claros y con mucho contenido. Así, como en tan poco texto se dice tanto.

Está escrito desde el subconsciente, desde lo más profundo del alma. La mayoría escritos con lágrimas.

Su orden es cronológico se relatan las inquietudes, los hechos y sucesos. El día tras día.

Es muy variado y diferente. No ha sido creado bajo ninguna referencia. Es lo que salió con mi poca preparación y experiencia.

Desde niña, no volví a encontrar cómo se escriben versos.

Me hace recordar a mi primera lectura tan traumática, ya narrada en mi anterior libro. Todavía sé la poesía. En segundo curso, Sor Isabel, nos enseñaba a dibujar en perspectiva dividía la pizarra en tres, y salíamos tres a escribir o dibujar.

 Me encantaba salir y hacía tonterías para hacer reír.

¿Cuánto tiempo ha dedicado a la escritura de este libro?
Aproximadamente un año año y medio.

¿Nos cuenta algunas anécdotas de la creación?
Había escrito mi vida para una comunidad que creé en Google, lo publicaba día a día. Un capítulo escrito muy rápido, con poca corrección. Incluso diría que más que libro parecía un borrador donde fui plasmando partes de mi vida.
Omitiendo escribir sobre mi vida infantil en casa de mis padres: mi difícil infancia, mis traumas, esto inconscientemente. Pero resulta que todo lo que omito está reflejado en la obra El espejismo de la verdad.

La comunidad fue creciendo y se formó con el ejemplo, no había normas, ni restricciones de ningún tipo. Los que tienen faltas de ortografía tienen derecho a expresarse. No había mucho comentario en ella, llegó el momento que dejé de escribir, y compartir, siguió marchando, publicaba mucha gente. Al final borré todo mi libro.

La anécdota fue que una vez acabado el libro, que sigue sin terminar, mientras no termine mi vida, lo que di por acabado llegó un momento que empecé a tocar temas demasiado dolorosos. Cuando comienzo un nuevo blog al que le llamo Relatos de mi vida, el libro lo terminé con rima, que lo estropeé. Comencé lo primero que me salió fue un poema, pero mi intención eran los relatos, escribí uno, y luego solo salían versos.

Otra curiosidad es que siempre antes de comenzar a escribir, miraba por encima las publicaciones de la comunidad, había un escritor en particular, no recuerdo el nombre. Alejandro, me suena. Era un blog de un chico argentino, con una música que te hacía entrar en ese mundo, el mundo de los sueños y las ideas. Que no es nuestra cabeza, eso viene de arriba, eso sale del alma, con alguna intención.

Otra anécdota hay un poema del tercer libro que habla de las palabras homófonas, homógrafas o algo así. El caso es que me enredé y sería un buen ejercicio para jóvenes o adultos. A ver quién es capaz de desenredarlo. Yo no me puse, porque cuando terminé fue por ir a Cantabria. Ahí quedó congelado en el tiempo.

Ningún hermano lo ha querido leer. Solo mi madre.

¿Nos mencionas tres aspectos a destacar del libro?

  1. Es un libro que puede resultar útil para estudiantes de psicología o personas que estudien el pensamiento y razonamiento humano, sobre todo en condiciones extremas de dolor, aislamiento y sufrimiento.

  2. Para los doctores que vean lo que hacen medicamentos incompatibles.

  3. Para los sentimentales es una caricia para el alma. Lo recomiendo a los llorones.

    Lo bueno son los tres. Estoy hablando de la obra completa, de los tres volúmenes.

¿Podría adelantarnos con algunos ejemplos?

Por ejemplo, para los que estudian psicología y psiquiatría, el simbolismo que hay detrás de cada palabra, de cada frase. Hay veces que van varios conceptos en un solo poema.

¿Qué dato aporta para la comunidad profesional?
Los puntos 1 y 2 de la pregunta anterior. A los profesionales de la escritura les aporta un modo de expresar directo, sin rodeos, sin adornos y sin merodeos.

Es único a mi modo de ver, en el sentido de que me desnudo al mundo. Aunque sea una verdad distorsionada por circunstancias o ceguera momentánea producida por tratamientos muy fuertes, ya que los médicos experimentaron mucho conmigo.

¿Qué otro dato relevante nos puede adelantar?

Muchos razonamientos son de aquel momento concreto que, con el tiempo, asimilado, razonado, pensado, discrepa de lo que es real o cierto algún contenido. Un ejemplo en “No me gusta el jazz» hablo de un noviazgo sin amor, sí es cierto que él era seco, comparado con Gustavo que al igual que mi marido fue la persona que más feliz me hizo la vida. Cuando era novia de mi marido Jaime, estaba mal, me había enfermado. Empecé a ir a un psicólogo. Estuve 8 años. No sabía qué sentía en esos momentos. Hoy me conozco mejor y sé que no hubiera podido estar con alguien a quien no quisiese. Siempre fui muy selectiva. Aunque siempre insistieron ellos. Me dejé querer. Pienso que es un acto mucho más generoso que querer poseer a la persona amada, soñada o idolatrada. Puesto que casi siempre es un error, un capricho del alma. El amor no llega con el tiempo. Es el tiempo el que te dice dónde fuiste amado y amaste de verdad.

Ya a la venta: El espejismo de la verdad.

 

Entrevista a Jordan Berzal

31/07/2020

Entrevista a Mariano Lira

31/07/2020

Deja una respuesta